sábado, 21 de diciembre de 2013

Siempre vuestra, nunca suya.

Y de nuevo la entrada va a ser escrita por otra blogger, a la que sigo desde hace muchisimo tiempo, con la que me identifico con cada palabra que escribe y que con lo poco que la he tratado es un encanto. Solo me queda decir una cosa... ¡Viva Christian Louboutin! Marina mil gracias por escribir en mi blog, eres increible!

Nunca antes he escrito para un blog que no es el mío, puedo decir que es “mi primera vez” y la verdad es que no sé cómo puede salir esto, ya que los que ya me leen, saben cómo tiendo a escribir, y obviamente el público que tiene este blog puede que no comparta mis gustos y valoraciones.
En el momento que Mon Coin de Mode, me ofreció hacer un intercambio de post y de puntos de vista me pareció una idea estupenda ya que muchas de las que seguís su blog, probablemente no me conozcáis, y si os gusta un poco la manera de comentar lo más trendy de esta blogger, supongo (o quiero suponer) que también os gustara, más o menos, mi visión de la moda.
Escribir de moda, es complicado. Llevo sin publicar en mi blog de moda desde Abril ¿Falta de inspiración? Puede ser, pero mi silencio se debe más bien a mi desacuerdo con las tendencias de estas últimas temporadas. Por ello, no voy a hablar de los must de este invierno, ni de líneas, ni estilos. Voy a hablar de lo que realmente me gusta, de la que es una de mis pasiones; los zapatos de tacón.
He de reconocer, que no soy de las que lleva tacones habitualmente, es más, rara vez salgo con ellos. Nada tiene que ver el aguantarlos o no, sino que la seguridad con la que salgo con ellos de casa, se desvanece cuando tengo que mirar al 90% de las personas por encima del hombro (Mamá, papá “gracias” por hacerme demasiado alta).
Soy una “hortera de bolera” para los zapatos de tacón. Y más aún si nos referimos a las creaciones de las grandes firmas. Cuando veo una suela roja, no espero un salón, tan sobrio que pase desapercibido, sino que me inclino más por las combinaciones más arriesgadas.  Unos deseados Christian Louboutin, no están diseñados para pasar desapercibidos, y por qué no decirlo, con el precio que tienen, no veo oportuno que a nadie le llame la atención nada más que la red sole.
Bridgets, de Christian Louboutin. Puede que sea mi modelo favorito, en negro, que tampoco hemos venido aquí para dar más el cante (si es que aún se puede). 14 centímetros más cerca del cielo. Este botín de piel (tan extravagante como probablemente incómodo) creo que refleja mi personalidad completamente. 
Adoro los pinchos, tachuelas o elementos de tortura. El acabado en charol de tacón, el talón y la plataforma.  El peep-toe, me parece realmente sexy. Y el corte bajo del tobillo, una revelación.
 
Como veréis, no tengo gustos corrientes, y más en cuanto a grandes firmas se refiere. Como diría una gran amiga y mentora, para ser una “futura dictadora de la moda” hay que tener opiniones propias, estilo propio y estar completamente en desacuerdo con las tendencias hasta que sean las tuyas quienes se pongan de moda.
No quiero despedirme sin dar las gracias de nuevo la posibilidad de escribir fuera de mis dominios, y reafirmarme en que este blog debería ser leído por más personas, y servir de manual de estilo. También quiero lanzar una advertencia: Señor Amancio, o empieza a volver a fabricar cosas normales o le declararé la guerra a su empresa. Acabe con las faldas de colegio, los croptops, que solo pueden llevar las musas más delgadas y con mejores cuerpos, y dígale a su equipo que la polipiel, en faldas, pantalones y tops de todo tipo y para cualquier ocasión, da miedo. Manifestar mi odio a las faldas y vestidos por la rodilla, que no son más que una vuelta a un pasado machista (en mi opinión y sin querer ofender a nadie, cada cual con su estilo). Pero eso sí, los clutches que están en tienda, me parecen maravillas (no iba a ser todo malo).
Un placer escribir para ustedes. Os espero, en mi twitter (@maarviloria)  y por supuesto, en mi blog El Rincón de la Soberbia donde encontraréis muy pronto un post de Mon Coin de Mode.
Siempre vuestra, nunca suya.
Marina Viloria.


7 comentarios:

Tania dijo...

NO PUEDO CREER QUE MARINA VUELVA A ESCRIBIR SOBRE MODA! :D Me ha molado mucho mucho mucho que vuelva a analizar el mundo de la moda con su visión particular y con su acidez. Ademas este blog parece que es muy de su estilo, así que le leeré

Anónimo dijo...

Como has hecho para que escriba en tu blog?

Jen Blanco dijo...

Marina Viloria, apasionada de los zapatos desde que la conozco. Mejor amiga, y mejor persona. Es un lujo leerte escribir sobre moda :)

Zapatitos dijo...

Hola, me ha encantado la colaboración pero sobre todo quiero preguntar dónde puedo comprar esos zapatos? los vi en Encima de unos tacones, que eran el icono del blog pero nunca supe como hacerme con ellos. Quiero dar las gracias a este blog por ahcer que marina vuelva a escribir de moda!

Marina Viloria dijo...

Ha sido un absoluto placer escribir par Mon Coin de Mode, y espero que esto pueda repetirse :) Espero colgar pronto tu post en mi blog corazón, gracias por la oportunidad de nuevo.

Del Moncoin dijo...

El placer es totalmente mio, el que despues de seguirte tanto tiempo en el blog hayas podido escribir en el mio, Muchisimas gracias,pronto tendrás tu entrada :)

Sonia Martínez Galache dijo...

Ha sido buena idea la de colaborar con Marina, gran entrada y gran escritora, ¡AH! Y gran blog por cierto; pasate por: http://sonpalabradehonor.blogspot.com.es/

Publicar un comentario